Tipos de canalizaciones eléctricas

 

ultratp 1 nor lig

>>>> CANALIZACIONES ELÉCTRICAS AL MEJOR PRECIO AQUÍ  <<<<

Las canalizaciones eléctricas son una parte fundamental de cualquier instalación eléctrica. Las canalizaciones eléctricas son esencialmente tubos de distintos materiales y características cuyo objetivo principal es proteger los conductores de cualquier daño, ya sea mecánico o derivado de la acción de otros agentes del medio, como la corrosión. Las canalizaciones además limitan de forma general el desgaste natural de los conductores. Otra función importante es ayudar a la distribución ordenada de los conductores en la instalación.  

Las conducciones eléctricas se ubican allí donde se necesiten y según su función y el lugar en el que se localizarán se utilizarán canalizaciones de uno u otro tipo. Las podemos encontrar en el suelo, en los techos, paredes y se pueden presentar en superficie u ocultas, enterradas en el suelo o en el interior de las paredes y techos

Existen principalmente 2 grupos de canalizaciones eléctricas atendiendo al material con el que son fabricadas. Están las canalizaciones metálicas, generalmente fabricadas en materiales como el aluminio, el hierro o el acero, y las canalizaciones No metálicas, fabricadas con materiales termoplásticos, como el PVC o el polietileno.

A continuación, describimos los tipos de canalizaciones más comunes atendiendo al material de fabricación:

Canalizaciones de PVC

El PVC es un tipo de material termoplástico, sus siglas provienen de su nombre Policloruro de Vinilo. Entre sus principales características: son resistentes a la par que ligeros, de carácter rígido o flexibles, la acción de diferentes químicos, además no son auto extinguibles y no se corroen.

Ámbito de aplicación:

- Se suelen utilizan ocultos, empotrados en techos y paredes o enterrados bajo el suelo, bajo materiales como el concreto.

- En zonas con un ambiente húmedo.

- Eventualmente en superficies, siempre y cuando sea compatible con sus características en lo referente a la resistencia, a la temperatura y al desgaste. Como nuestro Tubo corrugado para empotrar libre de halógeno.

Canalizaciones con tubos flexibles de plásticos

Se fabrican normalmente con PVC de doble capa, aunque se puede usar otros tipos de materiales termoplásticos. Son resistentes y su índice de hermeticidad es alto, pesan poco y cuenta con superficie corrugada e interior liso, que los hace muy flexibles. Como nuestro tubo de canalización corrugado de doble capa, disponible en nuestra tienda online.

Ámbito de aplicación:

- Canalizar alimentadores eléctricos de las compañías y alumbrado público.

Canalizaciones con tubo de espiroflex

Similares a los tubos metálicos flexibles, pero fabricados en materiales termoplásticos. Su acabado los hace resistentes, flexibles y herméticos. Se suelen utilizar para:

- Para cableado de motores y maquinarias industriales.

- Ubicaciones con un alto índice de vibración.

- Lugares con gran cantidad de polvo.

- Lugares muy húmedos.

- Zonas con proliferación de agentes corrosivos. Tubo flexible espiroplast tupersa.

Canalizaciones de tubos EMT

EMT son las siglas de “Electrical Metallic Tubing” o “tubos eléctricos metálicos” en español. Son muy utilizados tanto a nivel industrial como doméstico. Se caracterizan por ser fácilmente moldeables, lo que facilita que puedan ser adaptados a las diferentes trayectorias del cableado en la distribución de una instalación eléctrica. Estos tubos son muy versátiles tanto en las instalaciones eléctricas comerciales e industriales, por ser moldeables, lo que facilita la trayectoria que se le quiera dar al cableado en la instalación. Generalmente son sometidos a la galvanización para aumentar su duración y resistencia a la corrosión.

Existen diferentes tamaños desde los 0,5" hasta los 4" de diámetro. Utilizan accesorios específicos para su acople con las cajas.

Su principal ámbito de aplicación se encuentra en instalaciones de superficie, visibles, a la intemperie, con capacidad para soportar daños mecánicos, aunque también se pueden utilizar empotrados. Ejemplo de este tipo de canalización son los tubos de aiscan tme tmr

Canalizaciones de tubos IMC

Son canalizaciones pensadas para resistir daños mecánicos de medio o alta intensidad. Fabricadas también con materiales metálicos, pero con un tratamiento de galvanizado por inmersión en caliente que permite su galvanizado tanto exterior como interior, se diferencian del tipo anterior además por el grosor de sus paredes, que este caso es mucho mayor.

A la par que más resistentes, también son menos flexibles que los tubos EMT. Traen en los extremos conectores genéricos de tipo roscados coples o niples, aunque también se le pueden hacer la rosca de forma manual.

Los tamaños de este van desde la 1/2" hasta 6" de diámetro.

Su ámbito de utilización suelen ser instalaciones de tipo industrial. Se pueden utilizar en cualquier zona, aunque por sus características se suelen utilizar en zonas a la intemperie y en lugares con riesgo de explosivo.

Canalizaciones con tubos flexible metálicos

Son tubos fabricados en acero, también con un recubrimiento galvanizado. Son resistentes a las agresiones mecánicas gracias a la distribución interna en láminas organizadas helicoidalmente. No son aptas para zonas con mucha humedad ya que tienen un índice de hermeticidad bajo.

Ámbito de aplicación:

- Son utilizados principalmente en el ámbito industrial.

- Principalmente en zonas expuestas a daños mecánicos.

- Instalación en zonas donde el diámetro del cableado necesario es grande.

- Se utilizan habitualmente para cableado de máquinas eléctricas, motores y transformadores.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para llevar un análisis estadístico de sus visitas, al navegar usted acepta el uso que hacemos de las cookies.